PERIODISMO · JESÚS BLASCO

JESÚS BLASCO

Soy periodista y, aunque escribo, hago vídeo, edito, produzco y trabajo como fixer, mi vocación y mi gran inspiración es el fotoperiodismo. Llevo muchos años afincado en la llamada frontera sur de Europa, intentando dar luz a todo aquello que acontece en Melilla, Ceuta y norte de Marruecos. Soy el único freelance permanente en la zona y esto me ha hecho especializarme en temas de frontera, inmigración, contrabando, trata, yihadismo, primavera árabe, choque de civilizaciones y el Magreb, al tiempo que me ha permitido poder trabajar y publicar con los mejores, como Associated Press, France Presse, Reuters, The Guardian, The New York Times, El País, El Mundo, etc.
He tratado de dar siempre a todo mi trabajo un enfoque humano y he procurado dar voz a aquellos que no la tienen y a quienes les ha sido arrebatada. Siempre aprendiendo e intentando dar lo mejor de mí mismo; creyendo en mi trabajo e intentando llegar a la verdad para poner luz en la oscuridad y justicia en situaciones de desequilibrio, ilegalidad y sinrazón. Esto me ha llevado a ser perseguido, asediado, detenido y castigado en España y Marruecos, pero también me ha convertido en referente del periodismo humano, social y comprometido a nivel mundial y me ha permitido recibir importantes premios y galardones: en 2013 recibí el Premio ‘Derechos Humanos’ de Periodismo, he sido finalista en 2015 y 2016 del Premio José Couso de Libertad de Prensa y finalista en 2016 de los Premios Enfoque de Periodismo.
Los lectores del diario El Mundo eligieron una fotografía mía como ‘Imagen del año 2014’, mientras que otra de ellas se alzaba con el tercer puesto de ‘Mejores fotos de las noticias del año 2014’ para la Cadena SER. He ganado importantes certámenes como el ‘Signo Editores’ o el ‘Luz contra el racismo’ y he sido Tercer Premio Nacional de Fotoperiodismo 2015.
Doy charlas, cursos y seminarios con asiduidad en diversas universidades y centros. He expuesto fotografías en decenas de muestras personales y colectivas por España, Marruecos, Polonia, Suiza, Alemania, Estados Unidos y Francia. Y colaboro con distintas asociaciones y organizaciones.

es.linkedin.com/in/blascodeavellaneda

AF-S 35mm f/1.8G ED
AF-S DX 18–55mm f/3.5–5.6G VR II

La fotografía es imprescindible e importantísima para recordar, para no olvidar, para resolver crímenes, para gozar del arte y la cultura, para mostrar la realidad, para publicitarse, para comunicar. La fotografía es magia, es luz, es una ventana a la imaginación y a los sueños, es el recuerdo y la ensoñación. Pero el fotoperiodismo, además, es a la vez cronista de nuestro tiempo y adalid de la verdad, de los acontecimientos y del momento presente. Es testigo indispensable de la historia y registro objetivo de nuestras vidas, nuestras sociedades, nuestro mundo.
A los fotoperiodistas nos mueve el dar a conocer la verdad. Somos los garantes del estado de derecho y tenemos la obligación tácita de llegar, informativamente hablando, donde los demás no llegan para poder contarles la realidad de lo que pasa a su alrededor, para informarles. Para que desde un mayor conocimiento puedan tener menos miedos, menos prejuicios, menos desinformación y ser más libres y mejores ciudadanos.
El fotoperiodismo es un servicio indispensable para la sociedad y un trabajo vocacional que te obliga a defender la verdad por encima de todo, a denunciar las injusticias, a sacar a la luz todo aquello que se mueve en el oscurantismo y en los límites de la legalidad; y a empatizar con las historias ajenas, alegrándonos con las noticias buenas y poniéndonos del lado del más débil en los momentos de dolor y sufrimiento.
El fotoperiodismo no es un empleo, es una forma de vida.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información